No se encontraron productos que concuerden con la selección.

Ya hemos oído muchísimo acerca de los beneficios de la cosmética coreana si se hace al pie de la letra, los diez pasos de su sensacional rutina, pero el secreto de esta tendencia, realmente está en la limpieza.

No obstante, en muchas ocasiones escogemos ciertos productos para obtener un efecto inmediato, que resultan muy agresivos para nuestra piel.

Pero el cuidado coreano se inclina por el uso de productos más delicados con la piel, y que al mismo tiempo son muy efectivos; por lo que, en resumen, una limpieza profunda y delicada es fundamental para que la rutina coreana realmente funcione.

Es por ello que la doble limpieza es un imprescindible, recuerda que la primera debe efectuarse con un producto a base de aceite, como un bálsamo limpiador o un aceite facial, y la segunda requiere de un limpiador a base de agua como las pastillas de jabón (muy importante: no son las de ducharse), limpiadores en gel, o en foam (espumosos).

Los productos jabonosos en espuma, son los más populares dentro de la rutina coreana, ya que ayudan a limpiar tu piel, eliminando los restos de maquillaje, polución y sudor que hayan quedado en el paso 1, dejando una sensación de frescura y suavidad.

En nuestra tienda experta en productos coreanos para la piel, el limpiador “foam” es el favorito de todas y está disponible para piel seca, grasa, mixta, sensible, e incluso algunos integran compuestos antiedad como el Cicaronic Cleansing Foam, que contiene ácido hialurónico y centella asiática.

Así que llévate algunas de nuestras espumas, comienza a limpiar profundamente tu rostro con un jabón suave y olvídate de una piel acartonada, seca y sin vida.